Nunca es Tarde

Para ocuparse. Red para la inserción laboral de mujeres rurales mayores de 50 años

 

La parte más curiosa de evitar la adicción al móvil es que no se trata de dejar de usarlo por completo, si no de utilizarlo menos. Esto se traslada tanto a la vida personal como a la laboral.
 
Si quieres ser más productivo durante tu horario de trabajo, es necesario que tomes unas vacaciones de las notificaciones de las redes sociales. Además, si quieres disfrutar más de tu vida personal no es bueno que revises el email de trabajo durante las cenas familiares ni en fin de semana.

 

A continuación, te damos 5 consejos para utilizar el móvil de la manera más efectiva posible, sin que afecte tu trabajo ni tu vida personal:
 
1. Mide cuántas veces lo revisas
Una buena forma de empezar a atacar el problema es anotar cuántas veces revisas el móvil durante un periodo de tiempo determinado. ¿Cuántas veces lo revisas en una hora?
 
2. Ingresar la contraseña
Quitar el acceso automático a tus redes sociales y tener que ingresar la contraseña cada vez que las quieras usar, es una buena manera de reducir el uso del móvil.
 
3. Desactiva las notificaciones
Poner el móvil en modo avión es una de las formas más sencillas para concentrarte mientras trabajas. También, si lo prefieres, puedes desactivar los sonidos y la vibración para que no te distraiga.
 
4. No dejarlo a la vista
Esconderlo en un cajón o dejarlo en otra habitación puede ser una buena fórmula para que no lo revises cada dos por tres.
 
5. Utiliza la tecnología
Existen apps que te ayudan concentrarte y bloquean ciertas funcionalidades del teléfono por un tiempo determinado, ayudándote a ser más productivo.
 
La desconexión al móvil es un tema delicado y que nos afecta a todos. Incluso, están surgiendo leyes que prohíben responder mensajes y correos electrónicos fuera del horario de trabajo.  Como toda tecnología, es necesario saber manejarla para utilizarla a nuestro favor y evitar que nos consuma.